martes, 23 de junio de 2015

En el interior de la noche



Tiempo inmóvil
en el interior de la noche.
Todo es opaco,
ni siquiera el agua es transparente.
En la oscuridad,
las palabras mudas del silencio,
ningún eco 
que se filtre por sus poros:
inmaculado, puro, 
casi el silencio virgen
de cuando no había el tiempo,
de antes de existir el mundo.