lunes, 28 de septiembre de 2015

La utopía es el camino



El “lugar que no está en ninguna parte”
es la “u-topía”, y no es utopía;
no es absurdo el “no lugar”: es el camino,
el afán racional por transformar positivamente el mundo,
cuidándonos muy mucho de alcanzarla,
pues la utopía que se cumple es distopía
claustrofóbica de ideales asfixiantes, 
ordenancismo que destruye 
lo que de humano tiene el ser humano, 
que debe tender siempre a la utopía
y nunca llegar a ella.