miércoles, 24 de febrero de 2016

La extrañeza del mundo



Nacemos y, al nacer, percibimos la extrañeza del mundo,
como si el inseguro espacio en que nos toca vivir
fuera el hueco que nos lega quien se ausenta,
quien se marcha para que nosotros ocupemos su lugar
en el terrible prodigio de estar vivos,
de ser mortales como pena y como consuelo.

martes, 16 de febrero de 2016

Ríos



Somos ríos que fluyen a solas,
sin tregua para nuestro oficio solitario:
conducirnos de la mejor manera posible,
sorteando saltos, estrecheces y virajes,
arrastrando el caudal de nuestros años,
al encuentro con el mar de la muerte unánime.

martes, 2 de febrero de 2016

Los pobres



Los pobres apestan y apestan.
Apestan a un hedor de cuerpo desaseado,
secuela de la falta de casa, agua corriente
o ropa para cambiarse.
Pero también apestan, desasosiegan y desagradan
a nuestra mente de ciudadanos acomodados
o que al menos van tirando,
pues ésta intenta no ver lo que nos duele,
lo que nos incomoda.
Y esta doble pestilencia tiene para los desamparados
el coste, imperdonable, de hundirlos
en el limbo de la más completa oscuridad social,
de la inexistencia, donde, por otra parte, siempre estuvieron.