martes, 19 de marzo de 2019

Resurrección



Apágame los ojos: puedo verte; 
ciérrame las orejas: puedo oírte; 
y sin pies puedo andar hacia ti, 
y aún sin boca puedo invocarte.
(Rainer Maria Rilke)

Hay una luz que se esconde
para que la busquemos
en lo más oscuro de la noche
y, allí, abramos el infinito
de nuestros ojos hacia una aurora
de otro mundo, cuyo sol sagrado
es la faz sonrosada de Dios.
 

 

martes, 12 de marzo de 2019

El paseo



Comenzó a vivir fuera del juego,
comenzó a vivir
cuando abrió la puerta de su casa
y se fue de paseo.
Sin dar explicaciones de adónde iba
ni preocuparse de saberlo,
hizo del tránsito su destino.
Bajo el placer de esa sensación
de caminar por caminar,
pensó que ya no quería volver
a ningún lugar ni conocer
otra patria que el paseo,
el viaje sin nombre ni rastro,
como palabras que, al escribirse,
se van borrando para hacerse poema. 
 

 

martes, 5 de marzo de 2019

Escribir la lluvia



Llueve mientras escribe,
o en otra disposición:
mientras llueve, escribe.
Lo cierto es que siempre
son esos dos factores y no otros:
lluvia y escritura.
En algún momento le bastó,
desistió de explorar más,
comenzó a vivir
fuera del juego. Lo prefería
así: con su lluvia
y sus poemas; porque el poeta
ve la lluvia aunque no llueva,
y oye su ruido incesante,
siempre de fondo, indistinguible
del silencio, como las palabras
que escribe, como la lluvia
que, si no existe, la inventa.
 
 

martes, 26 de febrero de 2019

La tangente



La razón está confinada en el tiempo,
la poesía vive en la eternidad.
Rafael Narbona.

La ciencia, que fantasea
con una realidad despojada de misterio,
trata de reducir el universo
a un conjunto de leyes matemáticas:
sólo existe lo que se puede medir o cuantificar;
como si no pudiera existir también una línea paralela
y sin preceptos, intangible
para las limitaciones humanas.
Por eso hay tantas certezas
que, estando ahí mismo, se alejan tanto
al intentarlas alcanzar.
Poco más que probable es lo evidente,
y, la razón, una luz confinada
en el tiempo del hombre,
que necesita del arte fronterizo de la poesía
para eclosionar en lo infinito,
en busca del punto de encuentro con la eternidad.
 
 

martes, 19 de febrero de 2019

El tapiz



Dijo Dickens acerca del tiempo
que es el más grande y más antiguo de todos los hilanderos,
como si fuera ligando con sus vínculos secretos
todas las cosas que han existido
y las que aún están por conocerse.
Por eso uno muere, para alcanzar la inmortalidad;
por eso uno, en la brevedad de sus días,
duda y, al hacerlo, descubre lo inagotable
de la realidad, su propia alianza con lo infinito,
como si el universo fuera un colosal tapiz
del que con sólo tirar del hilo de una vida
pudiera deshilvanarse lo incalculable de las mismísimas estrellas. 
 
 

miércoles, 13 de febrero de 2019

Echar de menos


Echar de menos es mi nuevo libro,
disponible en Amazon por el precio de 9,99 euros.
Pinchando en la imagen se accede directamente al portal de compra.



Yo pienso en ti, 
que estás tan lejos, 
y ya estás aquí, a mi lado, 
con esa presencia que sólo tienen las personas 
de las que tanto nos duele su ausencia.



martes, 5 de febrero de 2019

El otro sueño



Una ráfaga de viento apaga
la llama de la tarde y la luz
se marcha a no se sabe qué remoto lugar,
convocando ese temor nuevo y antiguo
del tiempo sin rumbo y sus invadeables anchuras.
La noche, entonces, es todas las noches,
una única e interminable, un agujero negro
que engulle todo lo que se le acerca;
no es el sueño, sino el insomnio:
el otro sueño que ya no se puede abandonar,
del que ya no se regresa;
el sueño de un vacío cielo infinito,
como la muerte, como su pesadilla.
 
 

martes, 29 de enero de 2019

Erupción



Esta lava ardiente
de deseo
igual que naves amarradas
a la espera de un gesto tuyo
de complicidad.
Y de repente,
como un alud de arena en el reloj,
la noche: y el fuego
para alumbrarla,
el estallido del volcán
arrojando mis barcos encendidos
hasta el mar de tus entrañas,
cuerpo adentro.
 

 

martes, 22 de enero de 2019

Mucho más



El pensamiento es la única cosa del Universo
de la que no se puede negar su existencia:
negar es pensar (Ortega y Gasset)

Más la búsqueda que el hallazgo,
la lucha que la victoria, el anhelo
que el gozo, el camino que la meta.
Saber es mucho más que saber,
que encontrar respuestas
como curas inexistentes para síntomas implacables:
es la indómita incertidumbre, la duda
ingobernable, las preguntas en espiral
que mantienen abierto el pensamiento,
prolongando el apetito, el afán,
la esperanza, la vida.
 

 

martes, 15 de enero de 2019

Callar



Antes de hablar
voy a pronunciar unas palabras.
(Bryce Echenique)

La verdad existe
y son las cosas que tenemos ahí,
delante de nosotros,
sin ningún velo que las cubra.
No hay otro misterio
que el misterio que crean las palabras
con las que las nombramos
para protegernos de su pureza,
del brillo de su claridad.
Sólo sabemos vivir entre tinieblas,
preservados de la luz de la verdad,
que nos habla y somos incapaces de escuchar.
Ninguna explicación, ninguna solución,
ni indicación ni camino
nos muestran las palabras:
sólo ignorancia, disfraz, niebla
para ocultar la visión del sol.
Decimos, escribimos palabras,
las de siempre y nada,
ya antes dichas y escritas, 
barrocamente dando vueltas sobre sí mismas,
sin poder expresar la verdad.
La mejor forma de decir
sería no hablar ni escribir: callar.
 
 

martes, 8 de enero de 2019

Donde la oscuridad brilla



No digo que se ve sol ni claridad,
sino una luz que, sin ser luz,
alumbra el entendimiento.
Teresa de Jesús.

¿Cómo nace la poesía
sino de un propósito de comunicarse
con una realidad trascendente?
Para llegar a ella, sin embargo,
ha la conciencia de enfrentarse a sí misma,
apagar la luz y penetrar
en lo más hondo de su silencio,
donde, por paradójico que resulte,
la oscuridad brilla como una llama.
Allí, en lo más profundo,
en el rincón más secreto del alma,
el misterio se hace presencia
y, resplandeciente, inspirador, profético,
nos interpela, alumbrando el entendimiento,
explicándolo todo, incluso lo que está queriendo ocultar.
 
 

miércoles, 2 de enero de 2019

A flor de piel



 
Demasiado entonces, demasiado
ahora, demasiado siempre,
sin dejar de crecer, cada vez
más loco, más poeta, más suicida…,
mientras la insensibilidad
nada sabe de sufrir ni disfrutar,
no conoce la melancolía ni entiende
por qué algunos estamos tan tristes:
por lo felices que somos…