martes, 19 de marzo de 2019

Resurrección



Apágame los ojos: puedo verte; 
ciérrame las orejas: puedo oírte; 
y sin pies puedo andar hacia ti, 
y aún sin boca puedo invocarte.
(Rainer Maria Rilke)

Hay una luz que se esconde
para que la busquemos
en lo más oscuro de la noche
y, allí, abramos el infinito
de nuestros ojos hacia una aurora
de otro mundo, cuyo sol sagrado
es la faz sonrosada de Dios.
 

 

martes, 12 de marzo de 2019

El paseo



Comenzó a vivir fuera del juego,
comenzó a vivir
cuando abrió la puerta de su casa
y se fue de paseo.
Sin dar explicaciones de adónde iba
ni preocuparse de saberlo,
hizo del tránsito su destino.
Bajo el placer de esa sensación
de caminar por caminar,
pensó que ya no quería volver
a ningún lugar ni conocer
otra patria que el paseo,
el viaje sin nombre ni rastro,
como palabras que, al escribirse,
se van borrando para hacerse poema. 
 

 

martes, 5 de marzo de 2019

Escribir la lluvia



Llueve mientras escribe,
o en otra disposición:
mientras llueve, escribe.
Lo cierto es que siempre
son esos dos factores y no otros:
lluvia y escritura.
En algún momento le bastó,
desistió de explorar más,
comenzó a vivir
fuera del juego. Lo prefería
así: con su lluvia
y sus poemas; porque el poeta
ve la lluvia aunque no llueva,
y oye su ruido incesante,
siempre de fondo, indistinguible
del silencio, como las palabras
que escribe, como la lluvia
que, si no existe, la inventa.