domingo, 25 de septiembre de 2016

Por descubrir



Si todo fuera la realidad que vemos:
pornografía descaradamente explícita a los ojos de cualquiera;
si no hubiera misterio,
perderíamos interés por un mundo cosificado y frío.

Pero la vida es una aventura:
nos fascina porque no se entiende,
porque insinúa, sugiere, estimula nuestra imaginación;
porque es erótica, como esos cuerpos vestidos
que siempre están por descubrir.